sábado, febrero 04, 2017

Sherlocked

Veamos.
Hace al menos unos 4 meses que decidí leerme las novelas y aventuras de Sherlock Holmes escritas por Sir Arthur Conan Doyle.

Desde siempre he sentido simpatía por el archifamoso detective. En mi casa teníamos los libros y más de una vez mi padre me dijo que si los quería leer. Sin embargo, yo los veía con ese encuadernado viejuno, oliendo muchísimo a humedad  y al final no me decidía. De tal manera no me decidía que hasta hace nada no los había leido. SHAME ON ME!!

Lo que yo sabía de Sherlock Holmes era un pseudoconocimiento popular que incluía una pipa, un gorro raro, resolver misterios, crímenes y lo que se terciara. Un tipo que vivía en un sitio muy concreto de Londres y que tenía como amigo y colega a un tal Doctor Watson. Poco más.

 A lo largo de los años este pseudoconocimiento bebía también de algunas pelis que he ido viendo a lo largo de los años. Me gustaba mucho "El Secreto de la Pirámide", del año 1985. Un clásico de las tardes del Sábado y épocas navideñas que en mi casa se veía sí o SÍ. La hemos visto mil veces, no tanto como Robin Hood o Dragonheart, pero sí muchas.




Las dos que se hizo Robert Downey Jr que también me gustan. Hace poco las volví a ver. Entretenidas, con acción y comedia. Y sale el perrillo que tenía Watson.





Como no conocía el canon (que es como se llaman todos los relatos escritos por Doyle. Vamos, lo oficial. Lo demás es fanfiction aunque lo disimulen llamándolo pastiches) pues no sabía muy bien por dónde me soplaba el viento.

La imagen icónica de Sherlock Holmes que tenemos todos en la cabeza fue probablemente inspirada por esta ilustración creada por Sidney Paget.
Luego resulta que el gorro de cazador sólo se lo ponía para ir al campo. En la ciudad iba vestido de gentleman inglés victoriano.




Ilustración de Frank Wiles



Ilustración de Sidney Paget . A Sherlock se le ve el cartón





 Holmes tal y como es descrito físicamente en los libros: "su estatura sobrepasaba los seis pies, y era tan extraordinariamente enjuto, que producía la impresión de ser aún más alto. Tenía la mirada aguda y penetrante, [...] y su nariz, fina y aguileña, daba al conjunto de sus facciones un aire de viveza y de resolución"
Estudio en escarlata


En cuanto a su personalidad: es un tipo un tanto desordenado, que se rie bastante más de lo que parece, aficionado al cosplay, fuma como un carretero (y mete tabaco viejuno en una zapatilla que luego se fuma. El tabaco, no la zapatilla), toca el violin (de hecho tiene un Stradivarius que encontro en una tienda de gangas), sabe boxear y un arte marcial llamado baritsu, a veces se mete cocaína (sólo cuando se aburre mucho). Entiende de apicultura, música, cerámica, química,..

Sobre las aventuras de Sherlock Holmes se han hecho muchas series y más películas que yo no he visto.

Basil Rathbone destaca como uno de los Sherlocks más famosos.



Basil Rathbone investiga


Jeremy Brett, en la serie "Sherlock Holmes" de 1984 es uno de los más conocidos y queridos del público. Personalmente sólo he visto un trozo de un capítulo (por cierto el de los planos del submarino y el vagón del metro) y no estaba nada mal. Quizá si la pillo por ahí la vea.



Jeremy Brett. Fumando espera a que yo encuentre su serie...



De Elementary no pienso hablar porque esa serie me parece una kk que se podría haber ahorrado la deshonra de querer meter a Sherlock Holmes y al Doctor Watson como una parodia de personajes americanizados. Podían haber hecho una serie de crímenes o detectives sin querer subir las audiencias porque supuestamente es Sherlock Holmes. No lo es. NO-LO-ES.

UPDATE: gracias a un amiga que me sugirio verla decidi darle una oportunidad el domingo pasado. He de decir que es entretenida como serie y se deja ver sin problemas. Este Holmes es un tanto particular ya que a veces se saca las deducciones de las narices y claro asi el puede ir soprendiendo. No es tanto como que el espectador pueda llegar a las mismas conclusiones porque muchas veces no te ofrecen esa informacion. Se lo saca el personaje cuando lo necesita. La relacion con Watson es rara, no tienen clientes pq se los asigna la poli. Bueno, en conclusion decir no esta mal despues de que le he dado una oportunidad. Asi que me retracto en lo que dije. Pero no es Sherlock Holmes al uso.


¿No veis que no? que alguien acabe con su sufrimiento


Otros actores famosos han dado vida también al sagaz detective: ahi dejo caer el nombre de Michael Caine.



Gene Wilder

Esta peli tiene que ser divertida un rato. Y rara :)


Christopher Plummer

Por favor, cuarto y mitad. Seguro que están por Whitechapel. Aquí se ha llevado mucho lo del asesinato por descuartizamiento.


Christopher Lee



La pregunta es: ¿qué no interpretó el gran Christopher Lee mientras vivía? Ha sido todo. Además del mejor Saruman que nadie pudo soñar. Y conoció a Tolkien. Lo más.



Ian Mckellen

¿Se preguntará Ian Mckellen si Holmes tiene el muelle flojo? parece ser que es una pregunta que se hace mucho sobre los personajes que interpreta XDD



Y por supuesto, la versión moderna de Sherlock Holmes interpretado por Benedict Cumberbatch.






La serie Sherlock de la BBC es muy buena. Se lo han montado de tal forma que los capítulos contienen tramas de varias aventuras aunque cambiadas y reinterpretadas de tal manera que te sorprende porque es diferente. Se parece pero no es igual aunque mantiene la esencia. Y todo esto contado desde un Londres de ahora, con la tecnología, ordenadores y demás.
Pues está muy bien escrita. Da gusto "de mirarla".
La vi hace un par de años y me gustó mucho pero reconozco que ahora me ha dado el fenómeno fan. No he podido evitarlo. Un día me desperté y estaba ahí. La culpa la tienen los libros que me acaban absorbiendo. Oye, y yo encantada :) Me considero un fan "con fundamento". Nada de mierda fangirl barata.

El Sherlock de "Sherlock" es más capullo y más maleducado que el de los libros. Eso es así. El Holmes de Doyle puede ser brusco a veces pero siempre es educado y trata bien a las mujeres. El Sherlock de Moffat y Gatiss es más antisocial, un frikazo muy listo, de buen corazón pero cuyo comportamiento deja mucho que desear. Es lo que mola. Lo que en el fondo los frikis introvertidos y tímidos (vease yo) nos gustaría hacer muchas veces. Mandar a la gente a la mierda sin sentirnos mal por ello.

Holmes y Watson son un duo que se da por sentado en las historias. Si Holmes le pide algo a Watson éste nunca le dice que no. Y tampoco parece que se enfade mucho con él.
Benedict Cumberbatch y Martin Freeman dan mucho juego en sus personajes. Se complementan muy bien, son un poco el día y la noche y yo creo que John Watson es el ser más paciente del mundo. No se explica que pueda convivir con Sherlock y no matarlo.


Y eso hace que me gusten aún más los relatos/serie y los dos personajes. Porque son amigos y están ahí el uno para el otro. Una amistad que dura veintipicoaños, a sol y a sombra.
Watson es un mujeriego empedernido (la pena es que le duran poco las mujeres), aficionado al juego y que muy a menudo se pira de la consulta para irse en una aventura con su mejor amigo. ¿Y quién no? Pero es alguien en quien confiar, siempre a punto con su revolver y su bigote (en Sherlock no siempre lleva bigote :P Cosa que yo como fan agradezco)




Por otro lado, no compro la mierda fanfiction homoerótica de turno. NO. Dos personas del mismo género pueden ser muy amigos. Muy amigos. Punto. Y que no tengan pareja no quiere decir que tengan que serlo entre ellos/as. Se puede estar sin pareja. Se puede, de verdad.
A John Watson le van las mozas y a Sherlock yo creo que nada. Sherlock confirma en los relatos que él es "un cerebro que nunca se ha sentido atraído por las mujeres". Su admiración por Irene Adler radica en eso, admiración. Quizás una clase de amor platónico que no busca nada más que la contemplación. Y a mi me parece muy bien.
Independientemente de todo esto lo que prima, sobretodo tanto en el canon como en la serie Sherlock, es la amistad entre dos personas. Me gusta que hayan sido fieles en ese aspecto. También entiendo que en la serie hayan querido dar juego y hacer chistes sobre la posible relación homosexual entre ellos.
Son cosas que se han debatido largo y tendido. Personalmente yo no apoyo ni me creo el rollo este del Johnlock. Primero porque Doyle vivía en su Inglaterra victoriana donde ese tema era tabú hasta el infinito, así que no tiene sentido que haya una "trama encubierta" de homosexualidad que, por cierto, yo no he visto por ningún lado. Y luego que la personalidad de ambos personajes no da pie a creerlo.
Al final cada uno ve la mierda que quiere ver y yo no me voy a estar aquí escribiendo un ensayo sobre por qué me parece una chufa.



No. Ya te digo yo que no.



Si alguien quiere saber más sólo tiene que abrir los libros  y ponerse a leer.

sábado, enero 07, 2017

Booktag de Harry Potter

1.- Libro favorito.- Hace tiempo que los leí y no sabría decidirme. El príncipe de la media sangre y la órden del Fenix.

2.- Película favorita.- Quizás en cuanto a la atmósfera la primera. Por ser la primera. Y el prisionero de Azkaban

3.- Libro que menos te gusta.- El 1º y el 2º. Demasiado para niños.

4.- Película que menos te gusta.- Las dos últimas.

5.- Que partes te hicieron llorar.- Me jodió que mataran a Ojoloco y ni siquiera te dejaran presenciarlo. Nunca más vuelven a hablar de él. La muerte de Dumbledore siempre me dio mucha pena. No me gusta que después de su muerte se intentara dar una imagen tan chunga del personaje, para mi Dumbledore siempre será el primo de Gandalf. Cuando se descubre que Snape hacía de agente doble. Una vida de dolor y sufrimiento que encima no tiene final feliz. Ni recompensa :(

6.- ¿Crepúsculo o Harry Potter? Esta pregunta me ofende.

7.- ¿A qué personaje intentarías conquistar? No creo que intentara conquistar a nadie.

8.- Personaje favorito: Snape, Ojoloco, Lucius Malfoy, Dumbledore.


El joven Snape aprueba el contenido de este post


9.- ¿Cuál sería tu patronus? Un dragón. Tiene que ser un dragón.

Diohmioooo un dragoooooon!!!


10.- ¿Varita, piedra o capa? Varita. Yo soy de los de: el poder...el conocimiento...bien merecen ese riesgo.
11.- ¿Te molestó alguna de las películas? Las disfruté cuanto pude. Algunas cosas me gustaron más, otras menos pero en general me gustan.

12.- ¿En qué casa estás? Slytherin. Hace un tiempo me inclinaba hacia Ravenclaw pero cada día veo más claro que yo no podría estar en otro sitio que no sea Slytherin.



13.- ¿Cuál es tu materia favorita? Obviamente la mejor clase es Defensa contra las Artes Oscuras. Una mezcla de teoría,práctica y duelos de magia. Pociones me aburriría enseguida con tanto ingrediente que es necesario. Historia de la magia tiene pinta de ser un petardo somnífero. Encantamientos tb tiene que molar. Transformaciones.

14.- Profesor favorito. Ya sabe todo el mundo que estoy en el team Snape. Aunque si fuera un profe mio de verdad seguro que no me gustaba. Si estuviera en Hogwarts estudiando seguro que Lupin era mejor profesor. Y Mcgonagall.

Está Snape justo detrás de mi, verdad?


15.- ¿A qué actor te gustaría conocer? A Michael Gambon ya le he visto en persona y tengo una foto con él. Me gustaría conocer a otros de los que soy fan y que sigan por ahí.

Dumbledore ha vuelto


16.- ¿Qué hechizo harías en la vida real? Uno sólo? si dispusiera de magia mi vida sería mas sencilla. Usaría mucho el de teletransporte, sería lo más. Adiós transporte público.

17.- ¿Qué juegos tienes? No tengo juegos.

18.- Posición en el quidditch. Se me da bien encontrar cosas. Yo quiero ser Buscador.

19.- ¿Quedaste satisfecho con el final?. Más o menos sí. Que voy a decir. Debería volver a leer los libros para refrescarme todo lo que cambiaron. Siempre he pensado que uno de los 3 tenia que haber muerto. Concretamente Harry Potter. Hubiera sido un final mucho mas redondo. Y nada de...5 años más tarde aquí estamos con nuestros hijos. De eso nada.


20.- ¿Qué significa Harry Potter para ti? Pues me gustaba más antes. Seguro que si leo los libros de nuevo me vuelve la fiebre potteriana. Es como todo. El universo Potter me alegra la vida y considero que me enriquece el que existan esas historias. También me gusta lo que vende, me encantan muchos de los personajes...Yo soy pro de toda la mierda del merchandising, camisetas y visitar estudios. Te lo pasas genial.

Magical me

viernes, agosto 12, 2016

Entrevista a Patrick Rothfuss que he copiado/pegado aqui

Todos sabéis a estas alturas que soy un fan incondicional de estos libros. Que leí el primero hará como 7 años y desde entonces es una de mis sagas favoritas. Ojalá se publique pronto el tercero porque lo "nesecito".
Pongo aquí esta entrevista porque es interesante. Ea.


WHEN WE ANNOUNCED Patrick Rothfuss’ The Name of the Wind—the first part of his Kingkiller Chronicle trilogy—as our July pick for WIRED Book Club, many of you e-screamed some version of: Nooooo DON’T DO IT. Not because you’re not fans; quite the contrary, you love Kvothe’s fantastical story so much you’ve reoriented your entire existence around waiting, like sick vultures circling an empty field, for the saga’s third and final book to drop. (Rothfuss still hasn’t announced a publication date.) That, of course, only made us more eager to find out what all the rabid fuss was about. What we discovered was a damn good (if fantasy-trope-filled) tale of a flawed, brilliant kid with a flair for the theatric, women problems, and irresistible charm. Come to think, he’s a lot like Rothfuss himself. The WIRED Book Club talked to the author about his highly beloved chronicles.

Were you trying to play with familiar fantasy tropes in the writing of The Name of the Wind?


PR: When I started writing this book, I was trying to not write the novel that I wrote in high school, which was a trainwreck of bad decisions. That novel was a lot of fantasy clichés mashed up in a very unappealing structure. So I wanted this story to be something a little new and a little different. But at the same time, I wanted it to be familiar and warm and exciting in nostalgic ways. That was a hard needle to thread.

Is that why you include those meta moments in which characters remark on what should happen versus what actually does?

PR: I wanted the story to feel really real, almost like a biography, or an autobiography. And real stories are messy. They’re sloppy and unsatisfying. But I also wanted it to feel gratifying in terms of being a novel, being a story, being a piece of entertainment. Again, those were two really antithetical goals that I set out for myself. And it made my life a hell for 15 years.

Whoa. How much of that time was spent really writing?

PR: Think about it like this: Most of the time that a regular human being would spend watching television, I spent reading or writing. It would not be weird for me to spend 10 hours a day writing over the summer. But then there were breaks, the most memorable of which is when I met my current girlfriend. I was in the middle of an amazing writing jag, and then I met this girl. I didn’t write a thing for six months.

Is it safe to assume she’s the inspiration for Denna?

PR: No, no, not at all. Generally speaking, I don’t base characters off real people. My brain doesn’t work that way. And I think that it leads to really bad storytelling.

How so?

PR: Have you ever seen a picture and thought, “That’s Photoshopped,” even though you can’t tell why? Some part of your brain has evolved to tell you when something isn’t quite right, that something isn’t as it should be. The same is true with stories. You take Chad from your sociology class and that girl that you knew in the third grade, and you take those stories about your grandpa, and you all mix them up and you try to put them in a novel. At best it’s like a collage. Those things don’t fit together well.

It’s funny you say that, because some of us thought Denna did not feel fully formed as a character—at least in the first half of the book.

PR: The truth is, Denna has always been the hardest character to bring into this book. Part of that is because I started writing it in ’94 when I was, like, a 20-year-old straight white boy. To say that I didn’t understand women is a vast understatement—and also implies that I understand what it’s like to exist as a woman now, which is also not the case. The other part is that, narratively, she’s the one thing that Kvothe can’t opine on in an objective way. It’s so hard. I’ve made mistakes all over, but if I have a genuine failure in this book, it’s my lack of ability to do with Denna as much as I wish I could have.

Aside from describing Denna, though, isn’t Kvothe good at literally everything else?

PR: There are brilliant people out there who are good at things right off the cuff. I want to read books full of people being awesome. You can go too far. You can become unrealistic. But I think the fear of writing someone too perfect or too cool leads to a lot of godawful fucking books. If I wanted to watch people sucking and being dumb, I would just spend all my time on Twitter.


How much is Kvothe playing up his own story? Mythologizing his own self?

PR: It is very fair to wonder, How much of this is real? How much of this is true? Unfortunately, any answer that I gave to that would be destructive to the story.

Can you say anything on the subject?

PR: However people read the book makes me happy, as long as they enjoy themselves. But I will say that one of the reads I find a little irritating is where they think, “Oh, he’s the best at everything. Oh, he’s telling this story where he’s so cool all the time.” Are you reading the same story that I wrote? Because, like, he is constantly shitting the bed. He is full of terrible decisions all the time. If I were gonna go back and mythologize my life, I would leave out so many of the terrible choices that I made.

In terms of the wider mythology for your world, do we detect Christian influences?

PR: What it has is the archetype of the self-sacrificing god. But honestly, by the time Jesus did that, it was old news. A bunch of people did it before Jesus—and, to be fair, some people did it better.

What can you tell us about the origins of sympathy?

PR: Some of it I just straight up stole. A lot of Renaissance concepts of Hermetic magic, Umberto Eco’s Island of the Day Before, stuff like that. And alchemy, what Newton used to do back in the day. I kind of cherry-picked from that and built them into a cohesive system. I was also influenced pretty firmly by some modern, this-world science. I was on the road to becoming a mechanical engineer before I fell from grace and had a couple really great philosophy classes and just proceeded to dick around as an undergrad for nine years.


How scientific is sympathy?

PR: It’s hard to get more scientific. I literally have the math for a lot of these things. I have run the numbers about how much heat it takes for this and that, and accounting for slippage, or whatever. I can look at my chalkboard here and see all of the delta calculations for how much energy it takes to boil gold. So I do the math.

Is that so important?

PR: Once I explain that framework to you, if my characters are clever using the framework, then you can appreciate their cleverness at a different depth, and it’s very satisfying. You cannot get that same satisfaction in a world that does not have a cohesive, understandable, and explicit system. For example, in Harry Potter, there’s very little opportunity for the characters to be genuinely innovative with their magic, because there is no sensible underpinning system that they can manipulate in impressive ways. They might use a spell in a clever way, but nobody is making new spells. Not to pick a fight with the Harry Potter people. That’s not the game J.K. Rowling was playing in that story. For her, the magic was mostly a prop.

So why do you have naming in the book—which is basically awesome unexplainable Harry Potter-type magic—as well?

PR: Well, for one, it’s super hard to actually do the math and have a cohesive system that actually bears up under the scrutiny of intelligent readers. Two, you miss one of the other things that magic has to offer in a story, and that is a sense of delight and wonder. Sympathy is many things, but it’s usually not wondrous. You never get true shock and amazement. So I wanted both. I wanted my cake and to eat it, too. On the other end of the spectrum is magic the art of which cannot be explained.

Is that why Elodin makes no sense?

PR: A lot of Elodin’s teaching technique I pulled from the old Zen masters and Buddhists, because that’s what you’re trying to do when you learn about nirvana. You cannot explain to somebody what nirvana is or how to get there, so you have to almost trick them into suddenly, miraculously intuiting this universal truth. When you have this magic that is wondrous, you may not be able to appreciate it in the same clever way, but when it happens, you can get amazement. That is something Harry Potter has a lot more of. Where they do a thing and you’re like, “OK, it’s cool to walk through a fireplace.”

Let’s move on to one of our favorite characters, Auri. Is it true she wasn’t in an early draft of the book?

PR: It’s totally true. And a lot of people have used that fact to theorize that she can’t be vital to the plot. I appreciate the effort, but the book needs to be considered as an entity unto itself. The fact is, the book was a hot mess in that first draft. Science has no scale to measure the hotness of that mess.


For example?

PR: Well, when Kvothe went to the University, he was originally buddies with Lorren. He was like, “I wanna go into the Archives,” and Lorren’s like, “Lemme show you around.” Kvothe liked it just fine, but what’s the problem? A certain thing that most authors like to include in a book—tension. Conflict. Drama. Like, the things that make a story a story. There was no Devi in the early books. There was so much that wasn’t in those initial drafts, simply because I had no idea what I was doing in terms of structuring a story. I put words together fine. I could write dialog and scene. I could even make an interesting chapter. But a book is so much more than a series of interesting chapters. And that’s what it took me a fucking decade to figure out.

Would you say you put your finest words together for the prologue and epilogue?

PR: Even if you’re being charitable, you have to acknowledge it is kind of arty bullshit. I’m not saying it’s bad, I’m not saying I don’t like it, but it’s a different type of writing. One of the things I’m careful of is to not let myself indulge in certain language, things that I would do just for the beauty of it. Because those things can work contrary to the story. Everything should be in service to the story. If I make the language so fancy that people keep going, “Oh wow, what a beautiful phrase,” I’ve pulled you out of the story. So I spent a lot of time on the prologue, even after I’d written that draft, typing it up and making it work and doing the variations that bookend each book. As much as half an hour per word.

We told ourselves we wouldn’t bug you about the third book, but perhaps it’s fair to ask if you feel pressure to put it out?

PR: For book two, I felt pressure every single day, and it was unremitting. I’m from the Midwest, so I’m a people pleaser. We also have a lot of inbuilt guilt. So the fact that I wasn’t getting the book out in a year, like I promised—and I promised a lot in those early interviews—it was bad for me. Now I feel a lot better. I still regret not having it done, but I’m dealing with the Internet’s expectations in more healthy ways.

And the third book is definitively the end of this story?

PR: Yup, book three is the end of this trilogy. But there will be more stories in this world, and some of those stories will have some of these characters you have come to know. But, yeah, I’m a firm believer in the fact that a real story needs a real ending, and book three has that real ending.


Is there any chance that Kvothe isn’t your favorite character?

PR: Oh, that’s fair. I bet for a lot of people that Kvothe isn’t their favorite character.

But what about you?

PR: Auri will always be very close to my heart. Elodin is also a treat. But it does change, and sometimes a character I really start out liking gets on my nerves—because it’s hard to keep writing them, and then they piss me off and I end up liking them less. In some ways, it’s harder to like Kvothe, both as a writer and, I suspect, as a reader. It’s way easier to be infatuated with somebody than to be in a long-term relationship with them. You get to love Auri because she shows up a little bit and is kind of sparkly, and then she goes away. But Kvothe never leaves.

Do these characters constantly occupy your thoughts and tell you things?

PR: Ah, you’re touching on the myth of the author. There are certain things our culture believes about authors that just simply aren’t true, to the detriment of both authors and the readership. People will say, “Oh, I was writing this scene, and the characters just ran away with the story.” When somebody says that, I think of parents who bring their kids to a restaurant, and they’re little demons running around, they’re knocking over the fern, they’re screaming. And the parents just sit there: “Oh, I just, I can’t do a thing with them. They’re so out of control.” Before I was a parent, I would look at them and be like, “No, you can fucking control your children. You nail that down. You do your job as a parent.” And now that I am a parent, I think the exact same thing.


El largo camino hacia adelante

Bueno, se acabó el master. Nunca pensé que llegaría el diíta en el que me graduaría. Aún me viene a la mente un día de Septiembre de hace 2 años que fue cuando conocí a toda la gente de mi clase y sentía que había empezado un viaje emocionante.
A veces me imaginaba graduándome y luego bajaba a la Tierra cuando veía la cantidad de currele que me esperaba por delante. Sin embargo, todo llega y ya me he graduado. Con mi toga y mi birrete y una ceremonia muy larga donde básicamente no pasaba nada. Íbamos saliendo al escenario en fila, nos iban llamando por nuestro nombre, recorríamos un pasillo, le dábamos la mano a un pavo (asumo que al Rector) y nos metíamos por el otro lado del escenario a recoger el título.

Mis padres vinieron durante esa semana a la graduación y a pasar esos días conmigo y mi hermana. Estuvimos turisteando a lo barato. A los 5 días se tuvieron que ir. Una semana más tarde mi hermana se ha ido de vacaciones a Santander.
Y aquí estoy yo durante este agosto 2016: comiéndome los mocos enfangada en la mierda de no tener ni trabajo ni dinero.
-Esto no lo veo- me digo a diario mientras hecho cvs y más cvs. Procuro no echar a cosas imposibles porque para perder el tiempo mejor me lo ahorro. Tengo la terrible sensación de que esto del trabajo de animación va para tan largo o es tan complicado que no se si conseguiré meterme dentro. Es que no lo veo por mucho que estoy poniendo de mi parte, de intentarlo sin decaer, de poner toda mi escasa energía.
No se qué decir, ya mi projecto final n oha triunfado una puta mierda. Salí del degree show con una bajona del quince. Supongo que nada fue como yo esperaba. Y más si veo que otras personas tienen más éxito que yo y les ofrecen trabajo en mi puta cara o les galardonan con no sé qué mención de la Universidad, o les ponen matrícula y a mi no. Me dejé el culo con esa historia, hice lo que pude, creía que estaba bien o al menos mejor que la media y...está claro que no destaco ni en las cosas que se me dan bien.
-Es que lo ves todo del lado negativo- me suelen decir mis padres o algunos amigos. Como si yo no viera las cosas como son también. A ver, a todos nos gusta un poco de victimismo, me ayuda cuando los ánimos están bajos pero no soy imbecil. Me doy cuenta cuando algo no es lo suficientemente bueno. Y lo peor es haberme esforzado al máximo y ver que no he llegado. Joe, eso me hace sentir profundamente fracasada.
Tengo 33 años y no tengo nada en la vida. Una vida, por cierto, bastante atípica, en la que tengo que lidiar con mis "cosas" mentales de inseguridad y timidez todo el tiempo, Y, por supuesto, el vivir en una sociedad hipersexualizada que me agobia bastante. Luego dirán de los armarios de los homosexuales. Tampoco es fácil vivir una vida entera en un armario de Narnia invisible donde nadie entiende que no sientas atracción por nadie. Es que no lo entiendes ni tú mismo. Yo he tardado muchísimos años en saber qué me pasaba, la presión de la sociedad es increíblemente fuerte y nos es fácil considerar otras cosas.
Es terriblemente dificil conocer a gente como yo, deben de existir pero no sé dónde. Siempre tendré esa sensación de que nadie me entiende completamente y de soledad emocional. Sólo me quedan mis libros.


Resumiendo: que mientras busco trabajo de animación es probable que tenga que ponerme a trabajar de nuevo en el sector catering o customer assistant y se me llevan los demonios sólamente de pensarlo. Aún no veo que pueda dejar el dichoso trabajo de nanny y preveo una nueva serpiente ouroboros aguárdandome para morderme hasta el hueso. Por qué??? :´(
Las cosas nunca son fáciles. Nunca. Nunca!!!. No sé ojalá mañana tuviera buenas noticias y pudiera desdecirme de todo esto. Que tengo el blog muerto y cuando publico es un culebrón. Dentro de 10 años me dará por leerlo y potaré ante tantas chorradas que escribo.

Aquí me dejó esta canción que sale en Supernatural y refleja bien lo que necesito sentir.







sábado, abril 09, 2016

El deslumbre de los focos

No es que las cosas vayan mejor que en el post anterior pero se habia quedado como muy triste y muy dejado.
Bueno, triste sigue siendo. De momento no tengo que enfrentarme al hecho de no poder volver a mi casa en Espanya y el hacerte una idea de que ha pasado, de que es real. Me queda como mas lejos,como un suenyo medio olvidado o un recuerdo lejano. Pero esta claro que el momento llegara tarde o temprano y el mazazo me pegara justo entre los ojos.
 Soy de esas personas que nunca es feliz. Claro que tampoco es que la vida que llevo ahora mismo sea maravillosisima. Mejor que hace un par de anyos, aun asi increiblemente estresante y en algunos momentos como sin rumbo.
Estoy menos sola pero sigo sin tener amigos con los que hacer nada. Y te acostumbras, no te creas hasta que vuelves la vista atras y descubres que no has salido de esta mierda de ciudad en un anyo, o que todos los findes me los paso encerrada en mi cuarto porque no tego dinero para ir a ninguna parte.
Luego esta el tema del dinero del que es mejor no hablar mucho. Digamos que tengo un pie en la pobreza y otro en el modo ahorrativo mas feroz que me haya autoimpuesto nunca.

Ando con mi proyecto final del que hay dias que pienso que esta bien y otros en los que pienso que es una mierda y que todo el mundo lo esta haciendo mucho mejor que yo.

Lo unico bueno es que pronto empezara otra etapa en mi vida. Dejar la uni me dara pena porque yo soy asi y se estaba muy bien con la gente hablandote con respeto y viviendo en esa burbuja. Espero dejar ya e trabajo de nanny y comenzar algo mas profesional con mi master bajo el brazo.
Luego nada sale como espero asi que mejor no voy a ilusionarme demasiado.

No se que mas contar. Estoy leyendo el Nombre del Viento que me gusta mucho y, mira, por cosas de la vida, un personaje de ese libro me llevo a encontrar a un comico-actor conocido en UK llamado Dylan Moran del que me he hecho terriblemente fan (y muy contenta con poder volcar un poco de mi fanatismo en alguien que existe. Creo que lo necesitaba). No me hago fan de nadie facilmente y, ultimamente, no me acaba de gustar nada de lo que veo de series, peliculas o famosos en general. Ademas, como ya he dicho muchas veces, es mejor ser fan de gente no demasiado popular.
Me gusta como actua y me gusta las opiniones que tiene de las cosas en la realidad, asi que puedo ser fan de sus personajes (locos, muy locos) y de el mismo tambien. Combinacion perfecta.
Ojala le hubiera descubierto anyos antes porque hubiera podido ir a verle a alguna de sus actuaciones en Londres. Tendre que esperar al anyo que viene. Ahora esta mas viejo y mas gordo que en las series que ando viendo en las que sale pero bueno, habra que quererle igual XD Lo merece.
Ved Black Books porque es una gran serie.

La verdad es que la mayoria de los famosos decepcionan como personas y por eso pongo de ejemplo normalmente que ya no soy fan de mister Orlando Bloom. Hace anyos que no lo soy. Ese chico no me aporta nada. Como Legolas muy bien pero es que el personaje ya me gustaba de antes. el en si mismo me parece un producto mas de la fama que no tiene nada interesante que contar, ni opina cosas destacables sobre absolutamente nada. Y los que son archifamosos viven como a galaxias de distancia y se cuidan mucho de ser politicamente correctos en todo. O tienen twitters y mierda de esa que lo unico que sirve es para quedarte al otro lado del espejo viendo una realidad inalcanzable junto a otros miles de personas que son tan pringados como tu. Pues como que no.
Que me deslumbren los focos, pero que no me cieguen. Al final no vale la pena.

sábado, diciembre 26, 2015

Homeless

Ya no volveré nunca jamás a mi casa porque ya no tengo a qué llamar "hogar" o "casa".






Tras muchísimas decisiones incorrectas, miles de problemas de dinero y cosas que aún ni sé mis padres tienen que vender la casa donde he vivido desde que recuerdo. No se van porque quieran, porque quieran un lugar más pequeño o por hacer unas reformas. Se van porque, ahogados con deudas y sin futuro económico, no tienen otra opción. Como todo en mi familia esto ocurre de mala manera, por necesidad y sin opciones.





Mucha gente pensará qué tiene de importante un lugar: cuatro paredes y un techo. No es sólo un lugar, es lo que representa. El saber que aunque mi vida aquí sea una mierda absoluta, que me puede ir horriblemente mal y me sienta menos que nada siempre podía mandarlo todo a tomar por c**** para volver a mi casa y encontraría ese familiar olor , mi cuarto y mis cosas. Como si nunca me hubiera ido, como si acabara de despertar de una pesadilla.
Mi casa también eran memorias. Un mundo que me pertenecía, donde ningún capullo del exterior podía entrar a destruirlas. Mi refugio contra los males del mundo. Los recuerdos de mi vida entera. Todo lo que tengo estaba allí. Ya no podré sentarme al sol junto a la ventana para quedarme observando las montañas lejanas y el brillo del mar. Nunca podré leer un libro en mi habitación, entre esas cuatro paredes que me han visto soñar con la magia y crecer entre risas y lágrimas.
Lo he perdido y no he podido despedirme.


Ahora, ¿cómo voy a poder volver ahora a la ciudad donde crecí? Nunca será lo mismo, no podré mirar hacia mi casa porque ya no me pertenece. Porque si veo luz en mi ventana será la de un extraño que ahora vive en MI habitación. Me ahogarán los recuerdos cuando esté cerca mientras intento poner buena cara y hacer como si no me importara.





Me duele, no me gustan los cambios, no llevo bien las pérdidas sobretodo porque tengo la sensación de que nunca encontraré mi propio hogar. Los años que llevo aquí, malviviendo en esta basura de casas compartidas me han hecho añorarlo aún más.
Está claro que el pasado nunca vuelve pero qué hacer cuando veo a mi familia arruinada, a unos padres sin futuro dependiendo totalmente ahora de mi hermana pequeña. Pifia tras pifia condenando su jubilación y años en los que deberían ya poder vivir tranquilos.
Yo aún en pleno proceso de hacer algo con mi vida y mi otra hermana un poco de lo mismo.


La pérdida de mi casa es el punto álgido de muchos años de errores. Hace mucho tiempo que todo va mal, la crisis no ha sido el desencadenante ni mucho menos. Qué tristeza. ¿Qué será lo próximo? :(

martes, diciembre 15, 2015

Más cerca del Límite 2/5

Feliz Navidad.
Una nueva entrega de mi programa friki en el que cuento a modo de parodia cosas de mi vida, trato misterios y respondo preguntas.



lunes, septiembre 14, 2015

Lo haré mañana

Pronto batiré el record de menos posts anuales. Debería celebrarlo comiéndome unos sugus, un curry japonés o una horchata.
Parece que fue ayer cuando abrí este blog y han pasado ya suss buenos 10 años. En aquella época estaba en la uni, en los ordenadores aquellos tan cutres y a día de hoy estoy en Londres, también en la universidad, forjándome un futuro, si es que existe.


He perdido amigos por el camino (en realidad se perdieron ellos mismos), he dejado a otros en países que están tan lejos que no les puedo ver nunca. Mi vida es una mezcla entre ahorradora compulsiva y pasota que no tiene ganas de nada. No tengo dinero para grandes cosas ni para pequeñas. Vivo de las ofertas y la comida caducada!!!



Antes tenía dos trabajos y ahora tengo unos estudios y un trabajo. Nunca puedo dedicarme a una sola cosa y eso acaba atormentándome. No se qué será de mi el año que viene. No se cómo resistiré todas las semanas que quedan de este año. Lo haré, pero cuando pase no sabré cómo lo hice.


Hay días que me siento bien y otros que pienso que soy una mierda, que todo el mundo tiene historias interesantes que contar, aportaciones que hacer y que sus vidas tienen algo que la mia no tiene. Leí hace tiempo que esa percepción de la vida de los demás es más falsa que una moneda de madera pero ahí está, no es como cuando te cambias de chaqueta o tiras a la basura algo que no vale. Las mierdas mentales se agarran con uñas y dientes. Intento no compararme con nadie, todos tenemos cosas que nos hacen valiosos, yo igual que todos. Sin embargo, eso no se lo dices tú a un yo que ha tenido un día asqueroso porque te comes una guantada.


Llevo todo el verano con un síndrome postvacacional de la leche de unas vacaciones que no he tenido!!! no hago más que pensar: lo haré mañana, lo haré mañana...Sabes tan bien como yo que ese mañana nunca llegará, una excusa barata para postergar cualquier cosa que tengo que hacer y promover mi actitud hacia la mera y simple contemplación de la vida. Ya no sé si es una reacción física a mi falta de tiempo, entre trabajos y estudios me paso el día corriendo o pereza de esa de la buena que te deja gilipollas. Necesitaría varias vidas de contemplación para compersarlo todo.




Los blogs me aburren pero es que hasta dibujar me aburre. Me gustaría ver por un agujero al futuro qué narices de proyectos voy a presentar en los próximos meses porque estoy perdidísima. El año pasado empecé el curso con ilusión y éste parece que lo voy a empezar cagada de miedo por las pifias que no quiero hacer. Con lo que estoy pagando más vale que no. No volveré a tener tanto dinero en años a menos que encuentre un trabajo de verdad. Todo lo que me sacrifiqué, esos años perdidos trabajando tanto en el Starbucks como en Compass: anoche soñé que volvía a trabajar allí, los días grises y frios en los que me sentía muy depre, muy sola, muy decepcionada con la vida y muy puteada. Esos días hay que hacerlos valer y por eso no puedo olvidarlos, son la motivación que me hace correr más rápido, pensar más claro y esforzarme mucho. Es como cuando te persiguen los monstruos por un pasillo estrecho: o corres más que ellos o te devorarán. Y yo NO quiero volver atrás o quedarme en el camino.


"Es verdad que el Anillo pesa mucho, Sam, y hay días que lo tiraría al cuerno para volverme a mi casa. No obstante, si yo no hago esto, nadie lo hará. Cada paso es uno más y los andamos por los que ya no andarán, hacia las tinieblas y con las tinieblas detrás. La luz de la estrella brillará si la alimentamos y convertimos el miedo en valor, el dolor en fuerza, el sacrificio en recompensa. Hoy no me rendiré, lo haré mañana."